Parfait de Mango y Yogourt de Soja

El desayuno ha sido, ES, y siempre será mi comida favorita del día. Después de la noche, es importante que rompamos el ayuno nocturno con una comida equilibrada, que nos aporte la cantidad necesaria de nutrientes, vitaminas y minerales para afrontar las primeras horas de la mañana.

Aunque suelo variarlos a diario, con el buen tiempo y el calor mis desayunos suelen ser fundamentalmente -o únicamente- fruta de temporada, en su estado natural o en forma de batidos, zumos… lo cual, os aseguro, no limita en absoluto mi imaginación a la hora preparar algo apetecible y delicioso.

La receta de hoy puede servir tanto como desayuno, como postre para compartir o como comida post-entreamiento. Es fácil de preparar y súper nutritiva.

Parfait

Parfait de Mango y Yogourt de Soja.

El mango es una fruta rica en nutrientes, que aporta cantidades importantes de vitamina C, potasio, magnesio y fibra, además de ser una buena fuente de betacarotenos. Y por si fuera poco ¡¡está absolutamente delicioso!! Aunque no soy una gran fan de la soja, cuando la consumo o consumo productos derivados de la misma, procuro que sea de cultivo ecológico y que no sea trangénica. Así que cuando compres soja o cualquiera de sus productos, asegúrate que sea de agricultura ecológica o que en el envase indique algo así como: “No contiene OMG” (Organismos Modificados Genéticamente).

Ingredientes:

  • Yogourt de soja
  • 1 plátano maduro
  • Semillas de chía, cañamo, pepitas de chocolate crudo…

Para el puré de mango:

  • 1 mango maduro pequeño
  • 1/2 mango congelado (aportara cremosidad al puré)
  • Agua mineral o filtrada

Parfait IMG_3051

Preparación:

1. Batir el mango junto con un poco de agua, hasta obtener un puré cremoso y homogéneo. Reservar.

2. Trocear el páltano en láminas y reservar.

3. Para montar el parfait, disponer en un vaso o copa de la siguiente manera: una capa de un par de cucharadas de yogourt, una segunda capa del plátano laminado, una capa del puré de mango y otra de plátano. Repetir el proceso hasta llenar el vaso.

4. Decorar por encima con unos cuantos nibs de cacao crudo, semillas de cañamo,  chía…

 

 

Puddin Smoothie de Chía y Arándanos

La siguiente receta fue, en parte, resultado del azar. La otra mañana me apetecía un smoothie diferente para el desayuno. Debo aclarar que normalmente mis batidos suelen llevar una mayor proporción de verduras y hojas verdes que de fruta, la cual limito a una pieza o pieza y media. Sin embargo, esa mañana dejé a un lado las verduras y me preparé lo que debía ser un smoothie bien fresquito y dulce, perfecto para empezar el día de calor que ya se insinuaba en Granada.

Batí todos los ingredientes, me serví un vaso y tras el primer sorbo, decidí que lo quería aun más frío. Acto seguido lo introduje en la nevera y me puse a hacer cosas en casa. Diez minutos después, cuando fui a por él a la nevera, mi sorpresa fue que el smoothie habia cuajado (debido a la accion gelificante de la Chía y, en menor medida, de las semillas de lino) y se había convertido en un puddin!!  Así que le puse un puñado de arándanos frescos por encima, cogí una cuchara y me senté en la terraza a disfrutar de este delicioso puddin improvisado y de los primeros rayos del sol.


PuddinCA4

Puddin Smoothie de Chia y Arándanos.

Esta receta es sin duda sencilla y riquísima a partes iguales, y no os llevará más que unos minutos prepararla. Puedes usarla como desayuno o servirla como postre. Es ligera, dulce y con una textura similar a la del mousse. Os aseguro que es una receta 10 y que la disfrutaréis tanto como yo lo hice.

Ingredientes:

  • 1 plátano bien maduro
  • 1/2 taza de arándanos
  • 1/2 taza de agua muy fría
  • 1 cucharadita de semillas de Chía
  • 1 cucharadita de semillas de lino
  • 1 cucharadita de copos (yo usé de trigo sarraceno para hacerlo libre de gluten, pero los copos de avena van igualmente genial)
  • 1 cucharadita de mantequilla de almendra cruda
  • 1 o 2 dátiles deshuesados

Preparación:

1. Disponer todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta obtener una textura fina.

2. Verter la mezcla en un recipiente (vaso ancho, copa…) e introducirlo en la nevera durante 10 minutos.

3. Servir con arándanos por encima o cualquier otra fruta del bosque (moras, frambuesas, etc.)

PuddinCA3PuddinCA2

Esponjoso Bizcocho de Chocolate Puro

Hace algún domingo, estando en casa tranquilamente después de comer, me acordé de aquellos bizcochos de chocolate sencillos y esponjosos que preparaba mi tía siendo yo una niña. Me encantaban, y recuerdo disfrutarlo junto con mi hermana y mis primas mayores en la gran casa en el centro de la ciudad. Así que con una mezcla de nostalgia y curiosidad, decidí probar a hacer mi propia versión de este bizcocho, sin gluten, sin lácteos y sin azúcar.

Esta receta no es vegana ya que contiene huevos, pero si no los consumes por decisión propia o debido a alguna alergia o intolerancia, no te preocupes, en los próximos días subiré al blog una receta donde explico como fabricar tu propio sustituto del huevo, 100% vegetal.

IMG_0956

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 1/4 taza de harina sin gluten (yo usé mitad de quinoa y mitad de trigo sarraceno)
  • 1/3 taza de chocolate puro en polvo
  • 3/4 taza de sirope de agave
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 1 pellizco de sal
  • 1 pizca de esencia de vainilla
  • 1 sobre de levadura

Preparación:

1. En el vaso de la batidora, disponer los huevos y el sirope de agave, y batir durante un minuto apróximadamente. Agregar el aceite, y batir de nuevo.

IMG_0957IMG_0958

2. Incorporar la harina, la sal, la levadura y el chocolate, y batir hasta obtener una mezcla homogénea.

3. Verter la masa* en un molde de silicona (si no es de este material deberá estar previamente engrasasdo con un poco de aceite y ligeramente enharinado para evitar así que se pegue) e introducir en el horno precalentado a 170° alrededor de 30-40 minutos.**

 IMG_0959 IMG_0961

4. Dejar enfriar antes de desmoldar, y decorar con unas cuantas almendras ralladas.

* Suelo probar la masa antes de hornearla para asegurarme que el punto de dulzor es el deseado, sobre todo cuando uso harina de quinoa. Esta harina es más amarga que la tradicional harina de trigo, por ello conviene comprobar que la masa queda lo suficientemente dulce y así evitarnos luego sorpresas amargas ;-)

** Los tiempos varian dependiendo del horno, pero recuerda no abrirlo en los primeros 30 minutos o el bizcocho no subirá.

IMG_0977IMG_0979 

Crujiente Granola de Coco y Avellana

La Granola es un mix de avena, miel, frutos secos, frutas secas y semillas. Por está razón es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Esta receta, para hacer tu propia granola casera, es sencilla, rápida, y el resultado serán unos copos crujientes y deliciosos, ideales para añadirlos al yogourt, leche, cereales… ¡Espero que la disfrutéis!

Ingredientes:

  • 2 tazas de copos de avena gruesos
  • 1/4 taza de mantequilla de almendras o cacahuetes
  • 1/3 taza de sirope de agave
  • 1/2 taza de avellanas troceadas
  • 1/2 taza de coco seco laminado
  • 2 cucharadas de semillas de Chía

la foto 5

Preparación:

1. En un bol, disponer la mantequilla de almendras con los copos de avena, y mezclar bien.

2. Añadir al bol el sirope de agave, las avellanas, el coco y las semillas de Chía. Remover bien para que todos los ingredientes se mezclen.

3. Extender la mezcla sobre una bandeja del horno y hornear durante 15 minutos a 150 C.

20140124-002335.jpg 20140124-002344.jpg 20140124-002354.jpg

4. Sacar del horno y dejar enfriar.

foto (14) la foto 2 (1)

Delicioso Brownie Vegano

Para el estreno del blog he decidido tirar la casa por la ventana y compartir con vosotros esta deliciosa receta vegana de brownie, que estoy segura sorprenderá a más de uno ;-)

A menudo tenemos la errónea idea de pensar que es imposible llevar a cabo un dulce sin  azúcar, harina, huevos, mantequilla, etc. Así  que para desmentir esta falsa creencia, he aquí  esta versión sana y natural del tradicional postre americano que hará las delicias de todos aquellos con problemas de intolerancias, alergias, veganos, etc. Para los más escépticos os puedo asegurar que la textura es esponjosa y ligera, con un sabor dulce y exquisito de chocolate. ¡Vamos a ello!

Ingredientes  (personalmente utilizo ingredientes procedentes de agricultura ecológica):

  • 3 tazas de coliflor, cocida y troceada
  • 3 tazas de dátiles, sin hueso
  • 1/2 taza de leche vegetal sin aúzcares anadidos
  • 1/2 taza de copos de quinoa (puedes utilizar también copos de mijo, o avena si consumes cereales con gluten)
  • 1/2 cup de cacao puro en polvo
  • 4 cucharadas de mantequilla de cacahuete cruda*
  • 1 vaina de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal Maldon, o del Himalaya
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo

Opcional:

  • Nueces de macadamia troceadas

Preparación:

1. Precalentar el horno a 175 grados. En un procesador de comida o vaso de batir, añadir la coliflor cocida y triturar hasta obtener un crema homogénea. Incorporar la leche, los dátiles, la mantequilla de cacahuetes y procesar hasta obtener una pasta cremosa. 
IMG_0440IMG_0441IMG_0442

2. Para la vainilla, con un la punta de un cuchillo  hacer un corte superficial a todo lo largo de la vaina, y abrir por la mitad con ayuda de tus dedos. Pasar la punta del cuchillo a lo largo de la vaina por lado que no corta, para extraer las semillas que utilizaremos más adelante.

3. A continuación  añadir los ingredientes secos (copos, cacao, vainilla, levadura y sal) a la mezcla anterior y batir durante un minuto apróximadamente. Vertir la masa en un bol e incorporar las nueces de macadamia. Mezclar con una espátula.                                                                                                                                                                  

4.En un molde o recipiente apto para horno de tamaño mediano, disponer papel vegetal o sulfurizado, y sobre él vertir el preparado. No debe quedar excesivamente grueso. Meter en el horno y hornear alrededor de 1 hora y 15 minutos. Dejar enfriar al menos 15 minutos antes de sacar del molde y cortar, preferiblemente esperar a que se haya enfriado por completo

IMG_0447 IMG_0443 IMG_0444

Nota (*)

  • Puedes sustituir la mantequilla de cacahuete por cualquier otra mantequilla de frutos secos. O si deseas una receta enteramente libre de frutos secos, puedes usar tahini (pasta de sésamo) o mantequilla de coco (la receta próximamente en el blog)

IMG_0439